miércoles, 19 de febrero de 2014

El cambio climático y la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera

Durante los últimos 150 años, la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera no ha parado de aumentar, provocando cambios climáticos a nivel mundial.

Como podemos observar en el siguiente gráfico, el mayor incremento de dióxido de carbono en la atmósfera se ha producido durante los últimos 50 años.

Aumento de la concentración de CO2 en la atmósfera en los últimos 50 años.
Durante la revolución industrial, los humanos comenzaron a quemar carbón, petroleo y gas natural para suministrar energía. Desde entonces la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera ha aumentado de 280 partes por millón a 385 ppm, un valor que es un 38% más alto que los valores previos a la revolución industrial, valor que se mantiene hasta 800,000 millones años atrás. Lo más preocupante es que cada año las emisiones de CO2 aumentan.

La inmensa mayoría de los científicos piensan que el calentamiento global es debido al dramático aumento de dióxido de carbono. Como consecuencias de este calentamiento global de la Tierra, este producirá un aumento del nivel del mar, variaciones de los patrones de precipitaciones, aumentos de las áreas afectados por sequía con mayores olas de calor. Además la absorción de dióxido de carbono por los océanos aumenta la acidez del agua del mar, afectando a la flora y fauna de los océanos.

Anomalías de temperaturas en los últimos 140 años




Fuente: NOAA